Mi manifiesto

Quiero contarte un poco sobre mí, sobre cómo llegué hasta aquí, sobre cómo nació Ana Saludable, tal vez así puedas compartir conmigo un poquito de mi pasión por esto del bienestar, la felicidad y las ganas de que cada vez el mundo sea un lugar más lleno de salud.

Hace algunos años todo parecía ser perfecto, la vida era color de rosa, yo trabajaba como profesora de historia en una reconocida universidad en Colombia, estaba (aún estoy) casada con un hombre maravilloso que es el amor de mi vida y, los problemas que tenía, no eran diferentes a los que cualquier persona podía tener. De pronto, y sin avisar, a la vida le dio por enseñarnos a mi y a mi familia, que esas cosas que uno siempre cree que le pasan a los demás, también nos podían pasar a nosotros.

Primero mi papá se enfermó, fue algo muy difícil para todos porque siempre había sido una persona muy sana, hacía un montón de ejercicio, no tomaba, no fumaba…en fin. Si él se enfermaba, todos estábamos expuestos a que algo nos pudiera pasar. Luego, cuando apenas estábamos en la convalecencia con mi papá, se enfermó su esposa. Ahí la cosa fue más dura, ella tuvo un cáncer terrible y, desafortunadamente, no pudimos ganar esa batalla. Sin embargo, ahora, con tiempo de distancia y profundamente agradecida con ella, puedo decir que su enfermedad me sirvió para tener mi momento de despertar, para entender, que ese sobrepeso con el que yo siempre andaba batallando y que esas dietas que siempre estaba haciendo, no tenían sentido si yo era una persona sin salud. Gracias a ella, comencé a interesarme en querer comer mejor, en querer sacar de mi alimentación y de mi vida las cosas que podían hacerme daño; gracias a ella, dejé de contar calorías y porciones y comencé a ser mucho más consciente de lo que ponía en mi boca, de lo que me nutría, de lo que me podía enfermar y de lo que me podía hacer bien.

Hasta ahí todo iba muy bien pero, de repente, un año después de la muerte de mi madrastra, a mi papá le dio un infarto. En ese momento pensé "¿más?, ¿acaso ya no ha sido suficiente?". Después de darme cuenta que esas eran preguntas sin respuesta, decidí "agarrar el toro por los cuernos" y dejar todo lo que estaba haciendo. Me fui a vivir con él y mientras trabajábamos duro en su recuperación, me sumergí en el estudio de los hábitos de vida saludable.

Comencé a entender la necesidad de ir más allá de la alimentación, también había que tener actividad física, un buen descanso y un correcto manejo de las emociones. ¡No había tiempo que perder! Y sí mucho por aprender y experimentar. Me puse manos a la obra, comencé a aplicar en mi misma muchas de las cosas que iba aprendiendo y, por supuesto, también en mi papá. Podría decirse que él fue mi primer cliente ;). Su mejoría comenzó a ser muy rápida y notoria y eso hizo que creciera en mi la pasión por el bienestar, por los buenos hábitos, por la magia de la alimentación.

Poco a poco, comenzaron también a crecer las ganas de querer contarle a todo el mundo la información que iba teniendo, quería que todos pudieran acceder a ese conocimiento y comenzar a hacer mejores elecciones de vida. Quería que todos pudieran experimentar la misma sanación que tuvo mi papá, que tuve yo, que comenzaron a tener varios miembros de la familia.

Para mi fue muy emocionante poder hacerme exámenes médicos y tener todo bien. Nunca más el colesterol alto, nunca más una infección o irregularidad en una citología, adiós a las pequeñas masas "funcinales" en senos y ovarios...sin embargo, lo mejor lo comencé a sentir en mis emociones. Todo el trabajo en mi bienestar se ha visto reflejado en ver cómo desparece el mal genio, la ansiedad, los miedos...Definitivamente, soy una persona nueva, más saludable, más consciente y más feliz. Y estoy completamente segura, que puedo ayudarte para que tú también lo seas.

Con esa certeza en mi corazón, y también con algo miedo pero a la vez emoción, tomé la decisión de lanzarme al agua. Primero, estudié para certificarme como Integrative Nutrition Health Coach en el Institute for Integrative Nutrition, y mientras estudiaba, la idea de hacer de esta una opción de vida fue cada vez más y más fuerte, entonces, decidí seguir estudiando, haciendo cursos y certificaciones  que me permitieran cada vez, aprender más y tener lo mejor para entregar. Ahora puedo decir, con mucho gusto y orgullo, que estudié aromaterapia práctica, hice un Máster en cocina vegetariana 70% cruda en la Escuela de Cocina de Ana Moreno, me certifiqué como Maestra de Meditación con Mujer Holística y también como Coach en Cambio de Hábitos con el Grupo Hábitos. 

Así nació Ana Saludable, y ahora me siento feliz de poder decir, que alrededor de una página de Facebook se fue creando una comunidad, una gran familia, interesada en cambiar sus hábitos para estar sanos y ser felices.

Aquí estoy. Dispuesta a unir mis dos pasiones, la educación y el bienestar, para ayudar a la gente a través de una serie de propuestas que, estoy segura, pueden resultar en una mejor, más saludable y más feliz forma de vivir.

Si quieres saber cuáles son esas propuestas, te invito a que explores la página, tal vez en algún escrito, alguna receta, o quizás, en alguna de las propuestas de trabajo que ofrezco, encuentres eso que estás buscando y que te hace falta para comenzar.

Si te parece interesante mi trabajo, puedes seguirme en FacebookInstagram o Twitter.

Y que no se te olvide que para comenzar, sólo hace falta dar el primer paso y al parecer, tú ya lo estás dando, de lo contrario, no habrías llegado hasta aquí.

Sobre mí

¡Hola!, soy Ana, una apasionada por ayudar a la gente a mejorar su salud y a sentirse más feliz.

Te agradezco que estés aquí, eso significa que estás interesado en buscar la forma de mejorar tu vida, y significa también, que cada vez somos más queriendo hacer de este mundo un lugar más saludable.