Bichermüesli en versión tropical

El bichermuesli es una receta tradicional de Suiza, en la que se combina fruta con cereales y lácteos. La receta tiene muchas variaciones en sus procedimientos e ingredientes, sin embargo, los infaltables, según los libros de cocina local deben ser la manzana rallada y la avena en hojuelas.

Quienes me conocen y me siguen saben que no soy muy amiga de los lácteos, los tengo prácticamente por fuera de mi vida, pero cuando encuentro uno que vale la pena, me digo, ¿por qué no? Además, también está la opción de los “lácteos vegetales”, que pueden ser realmente deliciosos.

Ingredientes:

Los que usé para mi particular versión fueron:

  • 1 taza de manzana rallada
  • ½ taza de hojuelas de avena
  • 1 taza de yogurth sin sabor, ni endulzantes añadidos
  • ½ taza de mango picado
  • 1 Banano picado
  • 1 manojo de blueberries
  • Nuez picada opcional y al gusto

Esas cantidades, así como la escogencia de los ingredientes pueden variar dependiendo los gustos y necesidades de cada quien. Habrá quienes prefieran más o menos fruta, o más o menos cereal. Lo que yo les cuento es cómo lo preparé pero, eso no significa que sea la única forma de hacerlo. Por algo dicen que “entre gustos no hay disgustos”.

Procedimiento y opciones:

En teoría, las hojuelas de avena deben dejarse en remojo desde la noche anterior. Yo no lo hice, a mí se me ocurrió hacer esta receta justo cuando entré a la cocina pensando ¿qué me haré hoy para desayunar? Mi remojo sólo fue de unos 15-20 minutos, el tiempo que me demoré alistando los otros ingredientes. Es muy probable que haciendo el remojo como se indica en la formula tradicional, la receta tenga una consistencia mucho más suave. Pero entonces, está dejaría de ser una versión tropical y acelerada de ella.

También hay quienes dicen que se pueden usar otros cereales diferentes a la avena. La verdad es que a mi la avena me gusta mucho pero, no estaría mal probar algún día con otra opción. De igual forma, en versiones más recientes, se encuentra que el líquido escogido para el remojo puede variar entre lácteos y jugos de frutas. Los más usados, además del tradicional yogurth son leche y jugo de manzana (esta puede ser una interesante opción para veganizar la receta).

Cuando se pone la avena en remojo, también se le agrega la manzana, así va soltando el azúcar de la fruta y, al final, la preparación no va a necesitar tener más endulzantes añadidos.

Cuando lo que se ha dejado en remojo (en mi caso fue manzana y avena, remojando en yogurth por 20 minutos) ya tiene una consistencia blanda, se sirve adicionando los otros ingredientes que son fruta fresca y algunas nueces picadas.

Si la fruta que se utiliza está lo suficientemente dulce, es probable que no se necesite endulzar más la preparación. Sin embargo, si así se desea, se puede añadir un poquito de miel a la hora de servir.

Resumiendo:

  1. Poner en remojo, en el líquido escogido, al menos media hora ante, el cereal y la manzana rallada.
  2. Servir y adicionar fruta fresca y alguna nuez picada.
  3. Si es necesario, endulzar.

Fácil, ¿no?. Dicho esto sólo resta desearles ¡Buen provecho!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies