Hacer cambios desde el amor…no desde el odio

Cuando hablo con la gente sobre su cambio de hábitos, me gusta preguntarles cuál es la razón por la que deciden dar el paso de incorporar bienestar a sus vidas. Las respuestas a esa pregunta son muchísimas. Cada quien tiene su propia razón su propio objetivo a cumplir; sin embargo, hay algo que puede llegar a ser recurrente. Esas respuestas parten del descontento, la frustración o el desamor.

Ese tipo de emociones me llaman mucho la atención porque me identifico con ellas. Hasta hace no mucho, yo también quería “cambiar” varias cosas de mi porque no me gustaban, porque me molestaban, porque me incomodaban, porque no las quería. Me tomó un tiempo ser consciente de eso y entender que puedo ser saludable desde el amor. Querer cambiar desde el odio o el desamor no es una buena emoción y puede dañarnos. Déjame explicarte un poco más sobre eso.

Las razones para buscar el cambio

Para muchos es normal, porque así nos lo enseñaron desde pequeños, sentir que siempre hay algo que está mal en nosotros, algo que es necesario mejorar o cambiar. En donde esta situación es más común es en lo que se relaciona con nuestro aspecto físico. Estar descontentos con nuestro cuerpo es una actitud mucho más normal de lo que imaginamos. Por eso siempre andamos buscando la forma de “arreglarlo”.

Muchas veces, desde ahí parte el deseo de querer tener una alimentación saludable, o incrementar la actividad física. Aunque esto parezcan buenas intenciones, en realidad el mensaje que nos estamos transmitiendo es algo así como “no me gustas, no quiero tenerte, voy a hacer lo que esté a mi alcance para cambiarte, para que ya no estés conmigo tal cual como eres. Desearía y preferiría que fueras otro”.

Imagínate que le dices esta frase a otra persona, ¿no te parece un poco cruel? Bueno, pues eso es lo que te estás diciendo a ti mismo. Ese es el mensaje que están recibiendo cada una de tus células. Cuando cocinas una comida saludable con la intención de lograr eliminar eso que no quieres, estás transmitiendo la frustración, el descontento y el desamor a través de esa comida. No te extrañe si eso que te molesta persiste, a pesar de seguir al pie de la letra las instrucciones para cambiarlo.

Imagen de Aziz Acharki, tomada de unsplash.com

Partir desde el amor

Algo muy diferente sucede, cuando sabes y sientes que estás bien como estás, que eres perfecto y que todo lo que pasa en tu vida y en tu cuerpo tiene una razón de ser. A pesar de eso, quieres esforzarte por hacerlo mejor, por darle más salud, más bienestar y más vida.

Es muy probable, que las acciones que emprendas en tu camino de buscar bienestar sean exactamente las mismas. Sin embargo, el mensaje que vas a estar transmitiéndote es completamente diferente. Ya no te vas a estar diciendo “te odio y por eso quiero cambiarte”. Ahora tus células estarán escuchando y sintiendo “te quiero tanto que quiero hacer lo posible porque estés cada vez mejor”.

Si te pido que le digas esto a otra persona, ya no resulta tan cruel, ¿no es así? Ahora la pregunta es, ¿eres capaz de decírtelo a ti mismo?, ¿eres capaz de aceptarte tal cual cómo eres?, ¿eres capaz de emprender tus cambios desde el amor y no desde la frustración?

Si sientes que te resulta un poco difícil no te asustes. Aprender a querernos puede ser algo más difícil de lo que nos imaginamos. Aunque suene muy loco y hasta absurdo, en nuestros tiempos lo normal es no querernos. Así que date tiempo y tente mucha paciencia. Pero eso sí, ponte manos a la obra en aprender a aceptarte, en ser capaz de ver tu perfección, en hacer lo posible por tu bienestar partiendo desde el amor.

La aceptación es parte de ser saludable

Como te habrás dado cuenta, querernos tal cual somos es una parte importante de tener hábitos de vida saludables. A medida que aprendemos a conocernos, vamos descubriendo y re-descubriendo lo maravillosos que podemos ser. Encontrar esas buenas cosas, hará que poco a poco nos enamoremos de nosotros mismos. Al querernos tanto, el deseo de querer cambiarnos irá desapareciendo. Comenzaremos a notar que ya no tenemos nada que esté “dañado” y sea necesario arreglar. Lo que nacerá en nuestro interior será un deseo de darnos lo mejor y de cuidarnos.

Poder mirar la vida con esos ojos, traerá también otros beneficios. Por ejemplo, los buenos hábitos ya no serán una obligación, serán algo que hacemos porque queremos y nos gusta. Cuando probamos algo que no nos funciona (una rutina, un alimento, un hábito), no habrá frustración. Será más fácil entender que somos únicos y que es necesario encontrar lo que se acomoda a nuestra individualidad. No querrás renunciar cuando te sientes cansado, sabes que te mereces lo mejor. Y así, sin darte cuenta y con mucho gusto, tendrás cada día una mejor versión de ti. Una que se esfuerza desde el amor y que seguramente, así lo irradia.

8 comentarios en “Hacer cambios desde el amor…no desde el odio

  1. Muy buen post! la verdad es que muchas veces una se mira al espejo y sólo ve defectos pero claro! ahora al leer esto, me doy cuenta de que cambia mucho la cosa según de la forma en la que se mire. Y de esta manera seguro que se toman las cosas de otra forma y se llevan mejor los cambios.

    • Así es, cuando intentamos que el primer cambio sea el de darnos más amor a nosotros mismos, los demás resultan mucho más fáciles y satisfactorios 🙂

    • Me alegra mucho que te haya gustado el post. Creo fielmente en eso que dices, en lo importante que es querernos y agradecer. Sobre todo a la hora de decidir emprender cambios y ser más saludables. Si la intención nace desde el amor, tendremos más posibilidades de lograr nuestros objetivos disfrutando el proceso 🙂

  2. Difícil tarea la que propones hoy. Vivimos en una sociedad en la que el deporte nacional es la crítica, ya venga de fuera, o de nosotr@s mism@s: te/me sobran unos kilitos, que de arrugas tienes/tengo, tienes/tengo canas.
    Cambiar el planteamiento, ya me parece un bonito propósito, para después ir avanzando.

    • A veces es necesario salirse un poco de las normas impuestas por la sociedad. Eso nos da más libertad para conocernos tal cual somos, sin prejuicios. Nos ayudará a ver lo maravillosos que somos y enamorarnos de nosotros mismos, sin juzgarnos, será mucho más fácil

    • No sabes el gusto que me da leer eso. Me alegra mucho saber que estoy contribuyendo para que tengas una vida más saludable y feliz

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies