Ensalada de papa, con arveja/chícharo y piña

Esta es una de esas recetas que salió de la nada. Un sábado por la tarde, el amorcito y yo nos paramos en la cocina, vimos que teníamos a la mano, y comenzamos a proponer ideas de posibles recetas. Ya saben, queríamos algo rico y rápido, teníamos una buena película esperando por nosotros en el sillón.

A los dos, nos sonó hacer algo de papa con aguacate. Luego yo quise agregarle arvejas. El amorcito sugirió saltear algunos de los ingredientes, y al final yo quise, como siempre, que tuviera un toque dulzón. El resultado, que estuvo delicioso, es lo que te comparto aquí:

Ingredientes:

  • ½ piña pequeña, picada en cuadros
  • 4 papas medianas, cocinadas y picadas en cuadros. Si puedes tener la papa cocinada con anterioridad mucho mejor. Recuerda que aprovechas mejor sus nutrientes si aplicas una de las siguientes opciones: 1. Cocinarla y ponerla en la nevera/refrigerador, por al menos 8-10 horas. 2. Pre-cocinarla, esperar a que se enfríe y ponerla en el congelador, al menos unas 12 horas. Cuando la vayas a usar, la sacas del congelador y terminas su proceso de cocción.
  • 1 taza de arveja/chícharos, cocidas al vapor
  • 1 cebolla mediana, picada finamente
  • 1½ dientes de ajo, picado finamente
  • 1½ cucharadas de aceite de coco
  • 1 aguacate

Para la salsa:

  • ½ taza de marañones/nuez de la india/castañas de cajú/cashews. Remojados durante al menos 4 horas. Si como nosotros no tenías previsto hacer esta receta, puedes ponerlos en remojo durante 15 minutos en agua muuuuuy caliente. Ojo, no obtendrás todos los beneficios de un remojo extendido, pero, lograrás la consistencia que necesitas para la receta.
  • Aceite de oliva, al gusto dependiendo la consistencia deseada
  • ½ ajo
  • 6 hojas de albahaca
  • Sal y pimiento al gusto
  • 1 pizca de cúrcuma

Procedimiento:

  • En un sartén, a fuego medio, se pone a calentar el aceite de coco. Una vez caliente, se le agregan la cebolla y el ajo.
  • Cuando ya estén suaves, se agrega la papa, la arveja y la piña. Se deja todo hasta que dore.
  • Aparte, se hace la salsa. Para eso, lo primero es lavar los marañones y botar el agua del remojo. Después, se ponen todos los ingredientes en una licuadora o un procesador de alimentos. Se procesa hasta obtener una mezcla homogénea y suave.
  • Con todo listo, solo te falta mezclar bien, agregar el aguacate y disfrutar. Si lo prefieres, puedes comer la ensalada una vez se haya enfriado.

Si te animas a hacer la receta, no olvides compartirla con nosotros. Nos encanta saber que te servimos de inspiración 😊

Deja un comentario