Ganar – Ganar (por Martha Marquina)

Es indudable que el avance tecnológico en las últimas décadas ha revolucionado las telecomunicaciones  permitiendo estar en contacto a cualquier hora del día y con cualquier persona en cualquier lugar del planeta. Gracias a esta tecnología fue posible la globalización, uno de los avances más importantes de la humanidad; gracias a esta, el desarrollo económico, político y social mundial avanza a mil por hora, y hemos visto como las empresas transnacionales se han beneficiado. Actualmente, encontramos marcas en las tiendas que cuando yo era niña era imposible conseguir, a menos que algún amigo o familiar viajara, por ejemplo, a USA, o en un Duty Free en algún aeropuerto..

Al vivir lejos de mi país, agradezco infinitamente el poder comunicarme con mis seres queridos en el momento que lo desee. La velocidad con la que vuelan las noticias es impresionante, lo que ahora es noticia, en unos minutos ya no lo es. Eso nos obliga a estar al día y constantemente buscando actualizaciones. Tenemos un estilo de vida acelerado.

 

La globalización ha permitido que la industria alimenticia pueda transportar, por ejemplo, mangos desde Brasil a Londres, aguacates desde México hasta Alemania, plátanos desde Colombia a USA, entre otros. ¿Cuándo se hubieran imaginado esto nuestros abuelos? Ya no nos sorprende ir al mercado y encontrar jengibre de China, moras de Chile, pescado de Kuwait, en cualquier época del año. Pero como en todo, en esto hay un lado no muy bonito. Porque cuando consumes esos mangos, naranjas o uvas de exportación, no tienen el mismo sabor, o simplemente, no tienen sabor. Además, después de todo el proceso y tiempo en los trayectos que deben recorrer, también la calidad de nutrientes desaparece. Un producto fresco, siempre será más saludable para tu organismo que otro que requiera congelación o conservadores para alargar su periodo de consumo.

Nunca te has preguntado ¿por qué inmediatamente después del lunch o de desayunar tenemos hambre? ¿Qué es lo que estamos consumiendo, que al no nutrirnos al poco tiempo buscamos nuevamente el alimento?

La gente cree que al comer productos orgánicos está invirtiendo en su alimentación y calidad de vida, pero no necesariamente. Si los productos orgánicos han sido congelados y puestos en un contenedor por meses para llegar frescos a tu mesa, entonces aparte de que pierden su sabor también pierden sus propiedades. Está muy bien comer orgánico, pero es más importante para tu salud comer local.  Estar en armonía con nuestro entorno va a permitir que los alimentos nos nutran de verdad.

La energía de los alimentos existe y comer de acuerdo a las estaciones nos beneficia. Por ejemplo, en verano, debemos aprovechar las frutas frescas y plantas de hojas verdes, nuestro cuerpo nos pedirá tomar más líquidos para compensar el clima. Con el calor, rara vez se antoja comer caldos o sopas. En cambio en invierno, se nos antojan cosas que nos ayuden a calentar nuestro cuerpo, aprovechemos la temporada de zanahorias o calabazas para preparar una rica sopa.

Me gusta ir a los mercados en donde los productores tienen granjas cercanas y su cosecha va de acuerdo a la época del año. Ahora que es temporada de fresas y espárragos en mi localidad, me gusta incluirlos en los menús del día, ideando diferentes platillos. Con las fresas preparo también mermeladas, porque sé que en unos meses ya no habrá, su sabor es exquisito, muy diferente al de comprar fresas de exportación por muy orgánicas que sean. Existen una infinidad de recetas en donde podemos incluir las frutas y verduras de temporada. Recuerden que parte de los beneficios de la tecnología es tener acceso fácil y gratuito a la información.

Así que ya lo sabes, el comer productos de la localidad tiene muchos beneficios, nos hace estar en armonía con nuestro entorno, vamos a digerir mejor y aprovechar más los nutrientes y ayudamos a los productores locales. Además, los productos de temporada son más económicos. Así que vamos al mercado como lo hacíamos antes. Definitivamente es un Ganar-Ganar.


Martha Marquina  es Economista, Health Coach certificada por el Institute of Integrative Nutrition de Nueva York.

Actualmente vive en Alemania y  se especializa en ayudar a mujeres, que quieran incorporar los buenos hábitos de salud y alimenticios para encontrar bienestar en sus vidas.

Puedes seguirla en Facebook, Twitter e Instagram.

1 comentario en “Ganar – Ganar (por Martha Marquina)”

  1. Pingback: Así celebramos nuestro segundo aniversario - Ana Saludable

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies