Granola casera de chocolate

La granola es algo que siempre me ha encantado, sola o acompañada con algo más, me parece perfecta para comenzar el día o para terminarlo, para merendar, o simplemente porque sí. Por eso, desde que descubrí que es tan fácil de hacer, procuro que no falte en nuestra alacena. Además, siempre que voy a comprar algo en una tienda especializada en productos “saludables”, tengo bien prendidas mis antenas, por si me topo con algún cereal en hojuelas, para así tener recetas más variadas, ricas y nutritivas.

Ideas para los ingredientes:

Para hacer granola lo único que van a necesitar es un poquitín de paciencia y mucha imaginación. Lo primero es alistar los ingredientes, que son básicamente cualquier cereal en hojuelas, nueces y semillas que tengan a la mano. Si no tienen variedad de cereales no hay problema, con la avena basta. En cuanto a las nueces y semillas, cualquier elección es bien vista, almendras, nueces del Brasil, marañones, pecanas, semillas de ajonjolí o calabaza, pepitas de girasol, semillas de cáñamo…y la lista puede seguir dependiendo que tantas posibilidades se tengan para conseguir las cosas.

Ingredientes para la receta de la foto:

  • 4 tazas de cualquier cereal o una mezcla de ellos. Yo combiné avena, quinoa y arroz en hojuelas.
  • 1 taza de la nuez de su preferencia, o una mezcla de ellas. Yo utilicé almendras laminadas.
  • 1 taza de la semilla de su preferencia, o una mezcla de ellas. Yo le puse una mezcla de semillas de girasol y semillas de cáñamo.
  • Opcional: ½ – 1 taza de coco laminado o en escamas.
  • Opcional: alguna fruta pasa como uvas, arándanos, etc. Esas se agregan al final, después de haber horneado la granola.

Todo eso, sin el coco y sin las frutas pasas, se mezcla muy bien un recipiente grande. Entonces, se hace el “juguito”. Lo que se necesita es:

  • ¼ de taza de aceite de coco derretido. Se puede usar cualquier aceite vegetal de buena calidad.
  • ¼ – ½ taza del endulzante líquido de su preferencia. Yo suelo usar ¼ de taza de miel pero habrá quienes prefieran el maple, la estevia líquida, el jugo de yacón o manzana, etc.
  • 1 pizca de sal
  • Opcional para dar el sabor a chocolate: ¼ de taza de cacao en polvo.
  • Otros saborizantes opcionales. Es cuestión de poner a volar la imaginación:
    • 2 cucharaditas de vainilla
    • 2 cucharaditas de canela en polvo
    • ¼ de taza de jugos de frutas, etc.

Todos esos ingredientes se mezclan bien hasta que se incorporen, de ser necesario, pueden ponerse un poquito en el fogón, a fuego muy bajito, solamente para lograr que se deshagan los grumos (cuando hay) y que toda la mezcla sea homogénea.

granola-de-chocolate_opt

Procedimiento:

Cuando ya se tiene todo listo, sólo es cuestión de precalentar el horno a 180°, hacer un “juguito”, al que se le puede agregar el sabor que se prefiera, mezclarlo con la mezcla de cereales, nueces y semillas y hornear. Pero no se preocupen, ya les cuento paso a paso cómo hice la deliciosísima granola casera de chocolate que ven en la foto.

Cuando el “juguito” está listo, se le agrega a la mezcla de cereales, nueces y semillas y se revuelve muy bien, de forma que toda la mezcla quede untada. La mezcla lista se esparce en una bandeja para hornear. Como la mezcla lleva aceite no es necesario aceitar la bandeja, sin embargo, si se quiere, se le puede poner un poco de aceite o, papel encerado. Hay que tener en cuenta, que entre más delgada quede esparcida la granola mejor. Si salió mucha mezcla para el tamaño de la bandeja es mejor dividirla en dos bandejas, una capa gruesa no se va a tostar parejo y el resultado final no va a ser tan crocante como debería.

Cuando está todo listo se mete al horno por 10 minutos, se saca y se revuelve bien. Si se decidió echarle coco en hojuelas, este es el momento de agregarlo, no antes, porque puede quemarse. Se vuelve a meter al horno por otros 10-15 minutos.

Algunas recomendaciones:

En principio, ese tiempo debería ser suficiente para que estuviera lista pero la verdad es que el tiempo de cocción puede variar dependiendo de la cantidad que se esté haciendo, del tipo de horno que se tenga, y de muchos otros factores. Entonces, la recomendación es continuar horneando de a 10 minutos en 10 minutos hasta que esté lista. Cada vez que se saca para revisarla, es importante moverla y revolverla bien, esto es porque tiende a tostarse primero en los extremos, al revolverla cada tanto se logra un tueste más parejo.

¿Cómo se sabe cuándo está lista? Por dos factores, uno es que está dorada, OJO, dorada, no quemada, hay que tener cuidado con eso porque con que se queme un poquito ya se echó a perder todo. El otro elemento que indica que está lista es que, al tocarla, se siente seca. No se va a sentir durita y tostada, eso pasa hasta que se enfría, pero si se va a sentir seca.

Cuando ya está lista se saca del horno y se pone a reposar. 5 minutos después de haberla sacado se le agregan las frutas pasas (si es que se decidió ponerle) y se vuelve a revolver todo muy bien. Cuando se enfríe va a estar crujiente, deliciosa y lista para disfrutar.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies