Los 5 pilares de una vida saludable

Cuando hablamos de tener una vida saludable, podemos saber que está asociada a los hábitos saludables. Sin embargo, esa combinación de palabras puede ser un gran universo lleno de lugares comunes y hasta confusiones. La verdad, es que los hábitos saludables pueden ser muchos, y tan fáciles o enredados como nosotros mismos los queramos poner.

Por esa razón, tratando de hacer el proceso más entendible y práctico, he querido resumir todo en lo que llamo los 5 pilares de una vida saludable.

Los pilares

Reconozco que se trata de una división muy general. En cada una de las categorías, caben varias propuestas mucho más detalladas. Lo importante con este trabajo, es que puede resultar muy útil. Con él se pueden diseñar estrategias concretas para lograr alcanzar una vida saludable 🙂

Algo clave, es entender que ningún pilar a es más importante que el otro. Tenemos que asumir que somos un todo, y que cada una de las partes que nos conforman son fundamentales en nuestro camino hacia el bienestar. Por esa razón, aquí te presento los pilares en estricto orden alfabético:

Actividad física

Seguramente habrás escuchado alguna vez la frase que dice que estamos diseñados para movernos. Así es, cuando le damos a nuestro cuerpo algo de movimiento diario y regular le ayudamos a tener un funcionamiento adecuado. Gracias al movimiento, es posible que cumpla correctamente muchas de sus funciones. Por el contrario, cuando nos empeñamos en llevar una vida sedentaria, promovemos la generación de desbalances físicos y químicos. El resultado pueden ser varias enfermedades y las emociones alteradas.

Mover nuestro cuerpo nos ayuda, entre otras cosas, a mejorar el equilibrio y la coordinación, a regular los niveles hormonales, a mejorar el funcionamiento efectivo de nuestro sistema inmune. También reduce la presión sanguínea y la rigidez arterial, disminuye la incidencia de cardiopatías, reduce el riesgo de sufrir de depresión, ansiedad o estrés. Mejora la calidad del sueño, reduce la tensión de las articulaciones y el riesgo de sufrir osteoporosis, mejora los procesos metabólicos del hígado, retrasa la pérdida de masa y fuerza muscular…y la lista puede seguir.

Alimentación

Este proceso es uno de los que con mayor frecuencia se asocia a los hábitos saludables. Incluso, algunas veces se le da tanta importancia que se olvidan todos los demás. Esta es una percepción que debemos evitar. Si bien es cierto, que comer es una actividad que hacemos varias veces al día, es tan sólo una de las muchas que pueden ayudarnos a ser más saludables.

Cuando se habla de la alimentación como uno de los 5 pilares, se está haciendo referencia a proveer el cuerpo de alimentos que lo llenan de vida y nutrición. En esta propuesta, se dejan de lado las dietas, o los planes alimenticios restrictivos. Además, asumimos que todos somos diferentes, y que por lo tanto, todos necesitamos proveernos de diferentes fuentes de alimentos.

Sin importar cuál sea la tendencia alimenticia que se prefiera, el punto en común es optar por una alimentación limpia y vital. Es decir, dejar de lado los alimentos procesados y buscar alimentos libres de químicos que sean venenosos y dañinos para nuestro organismo. También se promueve el alimento que sea respetuosa del entorno. Eso significa, que sea preferiblemente local y de temporada.

Además de todo lo que ya se ha dicho, para Ana Saludable, lo más importante en este pilar es disfrutar el alimento.

Descanso adecuado

En nuestro mundo actual, este suele ser un aspecto al que no le damos la importancia que merece. Descansar es algo que vemos como una actividad exclusiva de las vacaciones. Un lujo casi imposible para muchos. Solemos creer que dormir es perder el tiempo y que el descanso es para los flojos. Al incorporar el descanso como uno de los 5 pilares, te invito a que entiendas su importancia.

Descansar lo suficiente ayuda a evitar enfermedades, disminuye la posibilidad de tomar malas decisiones, se mejora la concentración, se evita la pérdida de tejido cerebral. También se evita el déficit de atención, disminuye el riesgo de diabetes, se evita la irritabilidad. No darle al cuerpo el descanso adecuado promueve los desequilibrios hormonales, aumenta las posibilidades de sufrir de colesterol y tensión arterial elevadas y también eleva el riesgo de sufrir infartos.

Manejo de las emociones

Este aspecto es algo que muchas veces olvidamos cuando hablamos de buenos hábitos. Solemos centrarnos en la parte física y desligamos el cuerpo de las emociones. Nos resulta difícil pensar que las emociones pueden enfermarnos. O por el contrario, pueden darnos una vida llena de salud y felicidad.

Aprender a entenderlas, reconocerlas y darles el lugar que les corresponde, es parte importante de ser saludables. Afortunadamente, todos los pilares están interconectados. Son partes del gran rompecabezas que nos compone. De esa manera, cuando comenzamos a dar pasos de mejoría en alguna de las 5 direcciones, las otras también se van viendo afectadas (en el buens sentido claro está 😉 ).

Relación con el entorno

Desde hace mucho, los seres humanos nos percibimos como algo separado del entorno en el que vivimos. Tal vez por prepotencia, o quizás por miedo, dejamos de vernos como un ser viviente más de los que habitan el planeta. Eso ha llevado a que nos desconectemos de nuestra naturaleza. Nos cuesta trabajo actuar en concordancia con el ambiente y el entorno natural. En cambio, siempre queremos alinearnos con el medio social y cultural. Incluso si va en contra de nuestro bienestar.

Los resultados se ven en nuestros hábitos poco saludables. Que suelen estar muy lejos de tener una vida en sintonía con la naturaleza. Tampoco somos consumidores responsables. Sin querer y sin darnos cuenta, promovemos la enfermedad y acabamos con lo que nos rodea. Al incluir este aspecto como uno de los 5 pilares, se busca despertar nuestra capacidad de ser conscientes y responsables respecto a nuestro propio bienestar.

¿Cómo funcionan?

Al conocer lo que significan cada uno de los 5 pilares, pretendo que se pueda hacer una auto-evaluación. Su resultado, permitirá saber cuál de esos pilares está siendo problemático, o necesita ser reforzado. Es como pensar que somos una mesa con cinco patas. Si una de las patas está más corta o más larga, va a haber un desbalance, vamos a cojear. Entonces, dependiendo cuál sea la pata mala, es por donde vamos a comenzar.

Lo que me encanta de esta propuesta, es que reconoce que cada quien es diferente, que no hay una receta única o mágica para volverse saludable. Habrá personas para quienes sea importante mejorar sus hábitos alimenticios. Habrá otras, con quienes será fundamental comenzar a trabajar el manejo de sus emociones. También estarán quienes no logran desacelerarse y encontrar un momento de descanso… Las opciones son tantas como seres humanos sobre el planeta.

Del análisis a la acción

Sabiendo cuál ese aspecto necesario de trabajo, es mucho más fácil diseñar acciones concretas para fortalecerlo. Esas pequeñas acciones, que con algo de paciencia y mucha constancia, poco a poco se irán sumando y fortaleciendo. Se llegará a tener un cambio inimaginable. Eso, por supuesto, sin dejar de lado los otros pilares. Lo que se busca es el equilibrio y el balance que lleven al bienestar. No podemos dejar de lado el hecho de que todo está conectado. Cada uno de esos 5 aspectos es una parte de nosotros.

En últimas, con la propuesta de los 5 pilares lo que se busca no es otra cosa que la felicidad, diseñada a la medida de cada quien.

Pero tal vez, lo que más me gusta de este camino hacia una vida más saludable, es que es muy fácil de apropiar. Me encanta ver como cuando se lo explico a mis clientes, o cuando lo trabajo en el taller que he diseñado para él, rápidamente comienzan a verse los ojos iluminados. Es como si inmediatamente, quienes escuchan atentos, comenzaran a encontrar sus fortalezas y debilidades. Con ese encuentro, automáticamente aparecen propuestas de acción, concretas y muy personales, lo que las convierte en totalmente efectivas. De paso, cada quien se está conociendo o reconociendo. Se está aceptando como un ser único, con necesidades y gustos tan especiales como él mismo. Cada uno de estos momentos, es el inicio de un proceso lleno de mucha magia en medio de un mundo de pura realidad.

Ahora es tu turno, ¿cuál crees que es tu pilar más débil?, ¿qué acción concreta puedes comenzar a implementar para mejorarlo? Cuéntamelo en los comentarios.

Si te gustó esta entrada y crees que puede serle útil a alguien más, por favor compártela. Ayúdanos a que cada vez seamos más los que queremos hacer de este mundo un lugar más saludable y feliz.

10 comentarios en “Los 5 pilares de una vida saludable

  1. Hola Ana,
    Es verdad que dentro de “saludable” siempre se suele pensar en la alimentación y el ejercicio, aunque luego dentro de estos dos pilares haya conceptos muy diferentes de lo que la gente entiende por saludable: por ejemplo en ejercicio, desde un simple paseo que nos ayude a mejorar la circulación o liberar un poco de estrés entre todos los beneficios que citas del movimiento, o pasarse horas y horas en el gimnasio. Lo mismo ocurre con la alimentación, pero bueno, lo importante es que seamos conscientes de estos pilares, inependientemente de cómo los interpretemos.
    Totalmente de acuerdo con el manejo de las emociones, casi siempre lo pasamos por alto y es algo que si no hacemos desde el principio puede dificultarnos cumplir con los otros pilares.
    Muy buen post y buena imagen resumen 🙂

    • Hola Ana, me alegra que te haya gustado el post. Es cierto que a veces nos olvidamos de vernos como un todo y queremos poner todo el peso de nuestro bienestar en una o dos partes de nuestra vida. Lo interesante es que ahora que ya lo has notado, podrás estar más atenta

  2. Súper coherente, creo también que con solo aplicar estos cinco puntos, ya tenemos mucho trabajo hecho. Quizá lo más difícil suele ser el manejo de las emociones, ya que es algo que no nos enseñaron y por ello, cuesta también enseñarlo a los más pequeños, pero tenemos que intentarlo.
    Y si me lo permites, yo añadiría algo más: saber AGRADECER a la vida en todo momento cada cosa que vivimos. Tanto lo bueno, como lo menos bueno, ya que la vida a veces nos arrastra hacia lo peor, para que saquemos de ello una enseñanza. O aprendemos, o nos hace aprender.
    Bonito artículo, gracias!!!
    Un saludo.

    • Hola Mónica, tienes mucha razón con el agradecimiento. La diferencia es que para mí no es un pilar sino una herramienta. Una de las varias (y muy importantes) que tenemos para manejar nuestras emociones y balancear también nuestro cuerpo físico. Me gusta pensar y enseñar, que sin herramientas prácticas y concretas como el agradecimiento o la meditación, es mucho más difícil encontrar nuestro balance y sentirnos más saludables y felices.

  3. La verdad que sí que son 5 verdaderos pilares como un templo y si uno falla …mal..

    En nuestra opinión el pilar más débil es el del “descanso adecuado” muchas veces es difícil poder dormir lo suficiente y la mente necesita descansar y para mejorar esto quizás hay que intentar tener un horario fijo de dormir o no acostarse con el teléfono (que siempre quita tiempo)!

    Un saludo y os esperamos en nuestro blog!

    • Ya me he dado la vuelta por tu blog y me ha gustado mucho. Muchas felicidades por el trabajo.

      Tal vez no te sorprenda saber que el pdescanso adecuado es quizás el pilar con el que más comúnmente se debe comenzar a trabajar. En medio de una vida acelerada y llena de obligaciones, es normal (que no Saludable), no darle al tiempo la oportunidad de reponerse. Lo importante es, cómo ya lo mencionaste, notarlo y buscar acciones que inicien el proceso para remediarlo.

  4. Yo ahora mismo estoy en esta fase, me faltaría el “control de emociones” y “descanso”, pero es que con niños tan hiperactivos es difícil tener paz jejejeje jejejeje.
    Me ha gustado mucho el post.

    • Confieso que es mi pilar favorito 😉 Está presente en todos los ámbitos de nuestra vida y encaja perfectamente con todos los demás pilares.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies