Mantequilla de maní/cacahuate, o cualquier fruto seco, hecha en casa

Sobre el maní/cacahuate, se dicen muchas cosas, algunas muy buenas, otras muy malas. Que si tiene componentes químicos que son perjudiciales para la salud, que si es una fuente de proteína por excelencia, que es altamente alergénica, que ningún deportista debería vivir sin ella… y así podríamos seguir, encontrando argumentos salidos de múltiples posiciones y opiniones.

Yo creo, que como todo alimento puede tener sus pros y sus contras, por eso, es mejor consumirlo con moderación. Además, es importante saber cómo le va a cada quien al consumirlo. Porque que no se nos olvide, que no todos somos iguales, y que puede pasar que algo que a mí me sienta muy bien, sea fatal para mi vecino.

Bajo ese principio, es que yo incluyo, de forma occasional, la mantequilla de maní en mi dieta. La uso, sobre todo, en pequeñas cantidades para hacer aderezos de ensaladas y salsas; también, de tanto en tanto, como snack para untar palitos de verduras. Sin embargo, algo con lo que sí soy muy pero muy estricta es con su calidad. Cuando la compro, me aseguro que sea hecha de maní tostado, no frito, que su lista de ingredientes tenga uno, máximo dos ingredientes (maní y, de pronto, un poquito de aceite de buena calidad), y que esos ingredientes sean de procedencia orgánica.

Como no siempre es tan fácil encontrar productos en el mercado que cumplan todos esos requisitos, aprendí a hacerla. Es muy pero muy fácil de hacer y su sabor es muchísimo mejor que el de un producto comprado. Lo mejor de todo, es que me estoy asegurando de la calidad y limpieza de lo que estoy poniendo al interior de mi organismo.

Y sí, como dice en el título de este post, el mismo procedimiento puede uilizarse para hacer mantequilla de cualquier otra nuez, incluso, de algunas semillas, como las pepitas de girasol, o el ajonjolí (tahine). El único requisito que tienen que tener, es que deben estar tostadas.

Como no todo es perfecto, esta receta tiene un pero. Para  hacerla, se necesita un procesador de alimentos, o una licuadora de alta velocidad. Tengo que ser sincera, la verdad es que intentar en una licuadora convencional no es buena idea porque se necesitaría mucho aceite para que resultara la extura de la mezcla.

Pero bueno, ya no los demoro más, vamos al grano:

*Los ingredientes:

  • 1 taza de maní/cacahuate tostado, sin sal, sin aceite, sin añadidos. Si el maní se consigue crudo, se puede tostar en un sartén, a fuego bajo, revolviendo constantemente, sin agregarle aceite. Lo mismo aplica para cualquier otro fruto seco o semilla.
  • Si se quiere intentar con una versión cruda. El fruto seco o semilla se activa, es decir, se deja en remojo por al menos, 8 horas. Después, se pone a secar en un deshidratador. Ahí sí, está listo para volverse puré mantequilloso.
  • ¡Paciencia!

*Cómo hacerlo:

  • Se pone el maní en el procesador de alimentos y se procesa durante, aproximadamente, 20 minutos hasta obtener la textura deseada. Si se quiere más o menos cremosa, depende del gusto de cada quien.
  • Si se quiere una crema firme pero extra suave, se puede agregar un chorrito de aceite. Si se opta por esto, es importante asegurarse que se trate de un aceite de buena calidad. También hay que tener en cuenta que el sabor del aceite, va a alterar un poco el resultado final.
  • Es necesario parar el aparato cada tanto y limpiar las paredes del mismo.
  • Una vez lograda la mantequilla, se almacena en un frasco de vidrio, con tapa, y se mantiene en un lugar fresco y seco. No es necesario meterla a la nevera. Puede durar varias semanas sin echarse a perder.
  • Dependiendo la nuez que se esté procesando, es posible que cambien los tiempos de elaboración.

mantequilla-de-mani-en-tiempos

Como ya saben que yo siempre ando jugando con poner a volar la imaginación en la cocina. Esta vez no es la excepción. Una vez tengan hecha la mantequilla, es posible añadirle sabor con hierbas o especias. Lo único que hay que tener en cuenta, es que si se le añaden hierbas frescas, el tiempo de conservación de la mantequilla va a ser menor.

Las mantequillas de frutos secos y semillas, también quedan deliciosas, cuando se mezclan con puré de vegetales. Imagínense por ejemplo, lo bien que puede combinar una mantequilla de almendra con un puré de zanahoria, o quizás una mantequilla de ajonjolí (tahine), mezclada con ajo y aguacate. Es que no solamente se trata de algo muy fácil de hacer, pueden tener tanta versatilidad como queramos.

Déjenme saber cuando hagan sus combinaciones, estaré feliz de tener nuevas ideas 😉

1 comentario en “Mantequilla de maní/cacahuate, o cualquier fruto seco, hecha en casa

  1. Pingback: Mi aderezo favorito - Ana Saludable

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies