Papitas al horno

Esta receta se nos ocurrió un día que decidimos jugar con lo que encontramos en nuestro cajón de especias. Es un acompañamiento perfecto para cualquier vegetal. Son súper fáciles de hacer. Además, resulta ideal hacerla cuando estás horneando algo más, y aún tienes espacio en el horno 😉

Como puedes ver en las fotos, cuando las preparamos, fueron la pareja perfecta de unos deliciosos calabacines rellenos.

 Los ingredientes:

  • Papas (la cantidad que quieran), cortadas en rodajas muy delgadas o en cuadritos, lo que prefieran. Una recomendación: si cortan la papa en cuadritos, pueden ponerla a cocinar en agua antes de mezclarla con lo demás, así les queda mucho más tierna cuando se hornea y se demoran menos en estar listas.
  • Romero fresco
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de semillas de mostaza
  • Un chorrito de aceite de oliva
  • Sal de mar y pimienta al gusto

El procedimiento:

Las papas se pusieron en una refractaria, se les agregó romero fresco cortado finamente y una mezcla de ajo macerado, semillas de mostaza secas, pimienta, sal y un chorrito de aceite de oliva.

Se mezcló bien el ungüento con toda la papa en la refractaria y se puso en el horno hasta que estuvieron doraditas y tostadas en los bordes, más o menos 30-40 minutos (o cerca de 20 minutos si las cocinas antes). ¿Fácil no?

Si te animas a hacerla, no dejes de compartirme tu resultado 🙂

Deja un comentario