Piel saludable

Seguro que varias veces hemos escuchado sobre la necesidad de cuidar nuestra piel. Nos dicen que es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Y que su importancia va más allá de la vanidad. Como cualquier órgano interno, debemos cuidarlo, darle buenos nutrientes, alejarlo de los químicos venenosos y hacer lo posible por mantenerlo saludable.

Pero algo en lo que casi nunca reparamos, es en la piel como un puente entre nuestro mundo interno y el exterior que nos rodea. A través de ella tenemos sensaciones nerviosas, sabemos qué temperatura está haciendo, demostramos nuestras emociones, exteriorizamos la salud de nuestros órganos… ¡Ah bendita piel!

La piel para echar fuera lo que no nos sirve

Una de las funciones de la piel en nuestro organismo, es ser un órgano emuntorio. Eso significa, que ayuda al cuerpo a filtrar y eliminar las sustancias que le pueden resultar tóxicas. Según la naturopatía, los 5 órganos emuntorios más importantes son: el hígado, los riñones, los intestinos, los pulmones y, por supuesto, la piel.

Para ayudarle a la piel a cumplir su función de limpieza interior, podemos estimular la producción de sudor. A través del sudor, el cuerpo saca parte de esas sustancias no deseadas. En algunas sociedades tradicionales asiáticas, se considera que sudar en la mañana es una actividad necesaria para mantener la buena salud.

Si bien es cierto que existen muchas formas de sudar, al cuerpo le viene muy bien hacerlo a través del movimiento. De esta manera, no sólo se le está ayudando a la piel a cumplir sus funciones de limpieza, sino que además, le estamos dando al cuerpo todos los beneficios que trae la actividad física.

La hidratación

Otra forma de ayudarle a nuestra piel a cumplir de forma adecuada sus funciones de limpieza y protección, es mantenerla hidratada. Para eso, existen dos ayudas claves: el agua y la alimentación.

Consumir agua de forma correcta y suficiente nos ayuda a mantener el cuerpo, y por consiguiente la piel, correctamente hidratada. Esto se ve reflejado en su apariencia. Una piel con problemas de hidratación suele verse opaca, acartonada, sin vida.

En cuanto a la alimentación, el consumo de regular de frutas y vegetales ricos en agua, ayuda también a mantener una buena hidratación. Pepino, apio, lechuga, zucchini, tomate, pimentón, fresas, cítricos, sandia, uva, piña, manzana, melón…La lista puede ser interminable. Las opciones son muy variadas y para todos los gustos. Asegúrate de incluirlas diariamente en tus comidas.

Imagen de Amisha N. Tomada de unsplash.com

La humectación

Este es otro aspecto muy importante para tener en cuenta. Lo bueno, es que una hidratación suficiente ayuda a tener una piel humectada. Sin embargo, algunos factores externos al organismo pueden contribuir a bajar los niveles de humectación. En esos casos, podemos echarle una manita apoyándonos en productos ricos en ácidos grasos. Tanto en la alimentación, como untándolos sobre la piel. Los alimentos ricos en ácidos grasos son principalmente las semillas y frutos secos. También se incluyen los aceites de buena calidad.

En lo que se refiere a productos para untarse, lo mejor es recurrir a los aceites vegetales. De esa forma, se está evitando aplicar los químicos no tan saludables que suelen venir en la mayoría de productos cosméticos.

Para asegurarse que se trate de un aceite de buena calidad, debe ser proveniente de vegetales o semillas orgánicos, virgen o extra virgen y extraído por presión no por calor. También es importante escoger al aceite que más le conviene a tu piel. Porque recuerda que no todos somos iguales, y no todos tenemos la misma piel. De igual forma, la piel en una misma persona, puede variar dependiendo de las situaciones internas del cuerpo, o agentes externos.

Generalmente, en época de frío, la piel necesita más humectación. Se hace conveniente entonces, utilizar aceites más densos. Por ejemplo, el de aguacate, olivo o ajonjolí. En época de calor, vienen bien sustancias más ligeras y de más rápida absorción, como el aceite de coco, el de almendra o avellana.

Y si aún no te decides a pasarte al mundo de los aceites vegetales, no te preocupes. No pasa nada. Puedes seguir utilizando productos cosméticos comerciales. Pero por favor, asegúrate de leer la lista de ingredientes y compra sólo los que no afecten a la buena salud de tus órganos. Para saber sobre los ingredientes en productos cosméticos, te recomiendo que uses la base de datos que encuentras dando click aquí.

La limpieza

Incluso para quienes no se maquillan, es importante limpiar su piel de tanto en tanto. Eso sí, al igual que con la hidratación y la humectación, para la limpieza no se necesitan productos sofisticados. El agua y el aceite son los mejores limpiadores faciales. Para el resto del cuerpo, una ducha soluciona el problema. Lo importante es no utilizar jabones que maltraten la piel, la resequen y le hagan perder sus grasas naturales. De nuevo, puede resultar útil recurrir a la lectura de la lista de ingredientes.

Incluso, hay quienes aseguran, que no bañarse a diario ayuda a la salud de la piel porque le permite conservar y procesar por más tiempo sus grasas y nutrientes naturales. Esa idea puede parecer absurda, pero la verdad es que culturalmente, la práctica del baño diario es algo relativamente reciente. Como bien dice la sabiduría popular “entre gustos, no hay disgustos”.

Crea tu propio ritual de cuidado

Lo que te he dicho hasta aquí son los aspectos más básicos del cuidado de la piel. A ellos se le pueden sumar los muchos truquitos y conocimientos que nos trae la tradición. Estoy segura, que todos sabemos de alguna receta de mascarillas, limpiadores, exfoliantes, etc. Si para ti es importante consentirte con ellos, ¡adelante! Cuidar tu piel es otra forma de demostrarte cariño y amor propio.

Trata de crear una rutina en la que cuides y consientas tu piel. Dándote la oportunidad de probar y experimentar, averigua cuáles son los productos que mejor te sientan. Una vez lo tengas claro, asegúrate de aplicártelos con mucho cuidado y amor. Incluso si no lo haces todos los días, procura que cada vez que pases las manos por tu piel, tu cuerpo entero reciba una caricia, una señal de autocuidado.

Tu piel es tan tuya como tu hígado, tus riñones o tu corazón. La maravilla con ella, es que la tienes lo suficientemente cerquita y a la mano para demostrarle todo tu agradecimiento por el trabajo que hace por tu bienestar.

6 comentarios en “Piel saludable

  1. Pues es verdad, la piel nos dice mucho. Yo he comprobado que desde que mis cenas incluyen todas las noches ensaladas variadas con frutos secos no la tengo tan reseca o cuarteada, algo que he podido apreciar sobre todo en las piernas.
    Curiosamente recuerdo que una ocasión me dijo mi doctora que dejase de ducharme tanto, que un exceso de higiene estaba haciendo que perdiera mis defensas naturales. Así es que poco a poco fui dejando de ducharme dos veces al día y ahora mantengo la ducha diaria matutina.
    Mi carencia, las cremas, prefiero el aceite corporal después de la ducha.

    • Una de las maravillas de nuestros hábitos de vida saludables, es que podemos adaptarlos a nuestros gustos y necesidades. Qué bueno que tú estás encontrando lo que más se te acomoda. Seguro que tu cuerpo y tu piel te están muy agradecidos 🙂

  2. Jooo debo añadir que a veces no se consigue tener una piel radiante como se gustaría. Como bien, me cuido, hago deporte, pero tengo la piel hiper sensible, con acné y poros muy abiertos que ni los tratamientos me han solucionado.
    Pero, son muy buenas recomendaciones hay algunos detalles que voy a comenzar a aplicar

    • Lo más importante es recordar que la piel es un reflejo de nuestro interior. A veces, cuando por más que insistimos, no logramos solucionar lo que vemos hacia afuera, es importante echar un vistazo por dentro. Quizás es algo del organismo, o incluso algo emocional. Lo que no podemos olvidar, es que todo lo que ella nos muestra es una manifestación de otra cosa.Ojalá puedas pronto encontrar tu mejoría.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies