¿A través de los ojos de quién te ves? Un ejercicio práctico para AMAR tu cuerpo (Por Astrid RG)

Nuestro cuerpo no sólo es el reflejo del cuidado y el amor que le tenemos respecto a la elección de nuestra nutrición. En él, influyen muchas causales que lo alimentan además de la comida, se trata de las emociones, los patrones de pensamiento y los patrones de conducta de nuestra familia, que a veces pueden estar bloqueando nuestras metas e ideales.

Es normal para el ser humano, buscar en todo momento la pertenencia en un núcleo social o familiar y la mimetización  de nuestros cuerpos es normal.

Científicamente sabemos, que tenemos una herencia genética pero nuestro cuerpo se va adaptando también en su forma, aún y cuando los genes no influyan. El ejemplo claro es como puedes ver que las parejas se llegan a parecer después de años de convivencia, o los hijos adoptivos empiezan a parecerse a sus padres, aún y cuando no hayan sido engendrados por ellos.

Otro de los factores que influyen en la forma de tu cuerpo, son los puntos de vista que hay respecto a él y de quién emite esos comentarios al respecto.

¿Te has dado cuenta que muchas veces en tu familia pueden determinar que todas las mujeres son de cadera ancha? ¿O qué el origen étnico de alguien hace que muchos puntos de vista al respecto cataloguen su cuerpo y sus formas?

Ahora bien ¿qué pasa cuando en tu vida hay alguien importante para ti que critica tu cuerpo? “Tus piernas flacas, la celulitis que se te nota, tu panzota” y cuando ves tu reflejo frente al espejo, lo único que puedes ver, acentuar y validar en ti, son esos errores en tu cuerpo.

¿Qué puedes hacer hoy para que las cosas sean diferentes? ELEGIR.

Cuando empiezas un trabajo emocional y espiritual que te lleva al reconocimiento de quién realmente ERES, abres la puerta para la liberación de la energía que puede estarle impidiendo a tu cuerpo cambiar.

Entiendes que para pertenecer y ser amado solo necesitas SER TÚ y no parecerte a nadie, además de que te permites el gran regalo de empezar a ser AGRADECIDO por la funcionalidad de tu cuerpo. Entonces, cuando éste se siente amado, puedes empezar a moldear la forma en que realmente quiere verse y sentirse, más allá de los cánones de belleza establecidos por la sociedad.

Por eso hoy te pregunto ¿a través de los ojos de quién te has estado viendo?, ¿qué te gustaría elegir para tu cuerpo en éste momento?, ¿cuántos puntos de vista tienes respecto a tu cuerpo hoy? Esos puntos de vista ¿realmente son tuyos?, ¿le has preguntado a tu cuerpo como le gustaría verse y sentirse?, ¿qué te impide lograrlo?, ¿qué pasaría si hoy tu cuerpo cambiara como tú lo deseas?, ¿cómo sería tu relación con la familia o pareja?, ¿qué crees que dirían al respecto o cómo se sentirían ante tu cambio?

Responderte sinceramente estas preguntas, puede darte una idea sobre el origen de lo que puede estarte llevando a “luchar” constantemente con tu cuerpo y su nutrición.

¿Y qué puedo hacer entonces?

El ejercicio que te voy a compartir puedes realizarlo mientras te bañas o frente al espejo, es importante que a aquí ya no respondas más y que en lugar de pensar te dediques a SENTIR.

Es muy sencillo y consta de tres partes fundamentales:

  1. Reconocimiento
  2. Agradecimiento
  3. Moldeado

Lo primero que debes hacer, es entender que vas a iniciar una conversación con tu cuerpo, de la manera en que lo harías con alguien más.

No se trata de juzgar ni de contestar las preguntas, es simplemente SENTIR y LIBERAR. Te darás cuenta con el paso del tiempo, que tu cuerpo te va responder a través de acciones simples como, darte más sed, antojos de verduras, tener ganas de ejercitarte, entre otras cosas.

Simplemente date el permiso de probar estas herramientas como un juego y experimenta sus beneficios.

En el RECONOCIMIENTO, vas a empezar tocando las partes de tu cuerpo que quisieras cambiar y SIENTE la energía que hay ahí. Pregúntale ¿por qué estás aquí?, ¿cuál es tu función? Y ante lo que percibas, simplemente dile: “PERDÓN, tenía otra consciencia de ti y por eso te he rechazado”.

En la ACEPTACIÓN, vas a empezar a tocar tu cuerpo milímetro a milímetro empezando por tu cabello y le vas a decir, “gracias por estar aquí y por permitirme cubrir mi cráneo”, “lucir bonita”, “cambiar de look”… lo que se te ocurra.

Asimismo háblale a tus piernas, a tus rodillas, a tus pies, a todas las partes de tu cuerpo. “GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS porque me sostienes”, “por qué me permites ir de un lugar a otro”, “porque puedo deglutir mi comida”, “porque me ayudas a respirar”, según sea el órgano o la parte del cuerpo con la que estés platicando.

CONÉCTATE al agradecimiento profundo de tu cuerpo y su funcionalidad, independientemente de su forma.

En el MOLDEADO, vas a tocar tu cuerpo, dándole las gracias por que YA ES.

¡Siii! En presente y con gratitud, “GRACIAS por estos brazos fuertes y torneados que tengo”, “por este vientre plano y marcado”, “por esta cintura pequeña y simétrica”, “por estos glúteos firmes y redondos”, “por estas piernas atléticas, bellas, delgadas”.

Si te das cuenta, nunca incluimos aquí los “errores o defectos”, no le digas: “Gracias por estar piernas bellas SIN celulitis”.

Toca tu cuerpo imaginando que ya ES como realmente quiere verse y sentirse y concluye tu ejercicio preguntándole:

  • ¿Cuerpo qué te va a nutrir ahora?
  • ¿Cuerpo qué puedo hacer para tener más consciencia respecto a ti?
  • ¿Qué puedo hacer para que estés mejor?
  • ¿Qué movimientos te gustaría hacer ahora y en el futuro?
  • ¿Cuerpo como te gustaría verte, sentirte y escucharte?
  • ¿Qué hago con esto que no me gusta?, ¿puede cambiar?, ¿puede mejorar?, ¿cómo puede cambiar?, ¿cómo puede mejorar?

Y por último, pregúntale a tu cuerpo ¿cuánto de tu peso y grasa corporal es tuyo y cuánto es de los demás y sus puntos de vista? Y pídele que libere de ti todo lo que sea de los demás.

Recuerda NO PENSAR, no hay que responder nada, sólo sentir y dejar que la energía haga su trabajo.

¿Ponemos MANOS a la obra?

Astrid RG

©copyright Derechos Reservados


ASTRID RG, es Terapeuta Espiritual, con certificación como Instructor y practicante metafísico, AngeloTerapeuta Certificado, Certified Instructor Thetahealer, por Thetahealing Institute of Knowledge, MT USA y Facilitador de Barras Access Consciousness.
Puedes seguirla en Twitter y Facebook

4 comentarios en “¿A través de los ojos de quién te ves? Un ejercicio práctico para AMAR tu cuerpo (Por Astrid RG)”

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies